Laura.jpg

laura meza orozco

Ciudad de México, 1988.

Tiene como fuente de inspiración el contexto latinoamericano y parte de una investigación del concepto de “la jocosidad”. A través de sus piezas cuestiona la noción neoliberal del trabajo para promover la coexistencia y el sentido del humor en tiempos de crisis. Se apropia de elementos urbanos conocidos como “arquitectura defensiva” para darles nuevos usos de descanso, diversión y esparcimiento. Su premisa principal es reclamar la atención sobre la fiesta, el ocio y el juego para inyectar vida, color y diversión al cubo blanco.

Es egresada de la ENPEG: La Esmeralda y del programa educativo SOMA 2014-2016. Su trabajo ha sido expuesto en la feria de arte contemporáneo Salón Acme, en galerías como Casa Maauad y Bikini Wax, en el Museo Universitario del Chopo en la Ciudad de México y el Museo de Arte de Sinaloa en Culiacán. También ha hecho residencias y exposiciones en Cali (Colombia), Quito (Ecuador), Tegucigalpa (Honduras) y San Francisco (EE. UU.). Fue acreedora de la Beca Adidas Border 2015-2016 y actualmente forma parte del Programa de Jóvenes Creadores FONCA 2016-2017.

Se habla de vértigo como la pérdida del equilibrio y como la incapacidad de movilizarse en un espacio determinado, pero también como un deseo de atrapar o de sumergirse en lo desconocido. En “Propiedades del equilibrio” se evidencia cierto balance pero también inestabilidad e incertidumbre, el deseo de un cambio que nos hace vislumbrar la posibilidad de un nuevo horizonte. Todos los eventos que constatamos todos los días reposan sobre un fino equilibrio más éste nunca es estable porque es orgánico, se mueve, se acomoda, se solidifica y se derrumba sin parar de renovarse.