IlanRfrente.jpg

Ilán Rabchinskey

Ciudad de México, 1980. 

Su trabajo fotográfico explora la tensión entre las fuerzas naturales y el desarrollo de las civilizaciones humanas, la composición física de la materia y el concepto del tiempo cósmico en contraposición al tiempo humano. 
Es autor de los libros: "Remolino de Tierra", "El Medio Terrestre" (con un texto de Mario Bellatin) y "Yo’tan K’op Corazón de la Palabra", editados respectivamente por Ediciones Acapulco, Artes de México y Trilce Ediciones. 
Además de su practica artística ha publicado como fotógrafo editorial independiente en numerosos libros y revistas de arte, arquitectura y viaje. 
Recientemente ha comenzado a trabajar en video, orquestando situaciones para la cámara donde pone en juego ciertos elementos que después se desarrollan por si mismos a través de la infinitamente compleja red de relaciones que percibimos como el azar. Con estas piezas intenta hacer mas evidentes esas relaciones. También ha comenzado a crear esculturas re ordenando y cambiando las relaciones entre objetos. Algunos de estos objetos son creados con madera o barro y otros son encontrados. Estas piezas exploran las cualidades elementales de la materia.
Actualmente es representado por Patricia Conde Galería.

www.ilanr.com

FIRMAMENTO

"Toda fotografía es una abstracción de la realidad o, como explicara Phillippe Dubois, la fotografía es una huella que está a cierta distancia de la realidad que representa. Así, lejos de ser un espejo del mundo, la fotografía constituye una marca singular pero determinada por su referente.

A finales de los años 40, el inventor norteamericano Edwin Land logró la proeza de reducir y automatizar todos los procesos del cuarto oscuro dentro del diminuto espacio del cartucho Polaroid que incluía negativo, químicos y papel donde captar la imagen positiva. Para este trabajo, ubiqué mi mirada en la base de contacto de esta película, misma que generalmente tiene la apariencia de un simple rectángulo negro y que, al estar únicamente al servicio de la creación de la imagen positiva, es desechada.

Utilicé película caduca hace 15 años. Debido al actuar del tiempo sobre los químicos y a las misteriosas interacciones moleculares que ahí sucedieron, se generaron singularidades imprevisibles que convirtieron el desperdicio en lienzo del azar. Las imágenes resultantes son una abstracción de segundo grado ya que, guardando una relación causal con la fotografía que da pie a ellas, constituyen la huella de otra huella.

Así obtenemos dos juegos de imágenes: los positivos originales tomados en el observatorio del arquitecto Japonés Tadao Ando, en Casa Wabi, Oaxaca, donde realicé una residencia en 2016, y el conjunto de manchas y paisajes inmateriales, trazados automáticamente y por contacto en la base desechable de la película, que devienen de su relación con ésta así como de la acción del tiempo y el azar. Las primeras muestran una sección del cielo con respecto al trazo arquitectónico del observatorio, las segundas parecen enmarcar también el cielo, ahora estrellado, con auroras boreales y constelaciones de reacciones químicas.

Si, para Dubois, toda fotografía es una huella que muestra una afirmación de existencia pero no de sentido, estas huellas de huellas, al alejarnos casi por completo de su referente original, podrían afirmar el sentido radicalmente liberador de la abstracción."